Walter Buscarini

Leer Bostezo

2010 Julio 23rd
2 Comentarios

De repente, entre el murmullo, una conversación que parece interesante. La deshecho. Llevo cuatro días, amigos míos, que si me sacáis de la lista de la compra me vuelvo turulato. Ahora observo con cierto desdén los libros que acumulo sin leer sobre mi cama (duermo con ellos, esperando el momento liberdador de poder adentrarme en nuevos escenarios), la ropa me indica el camino hacia la cocina (me desvisto en los pasillos antes de apoltronarme en la horizontalidad). Y, de repente, en mi mente, re-surge la pregunta: ¿Cuánto vende bostezo? No sé, sinceramente, a veces creo que mil o doscientos o cincuenta o mil doscientos cincuenta o absolutamente nada (esto es como todo: volví a escuchar el grado de peligrosidad -¿cómo se puntua el peligro?- en México, en Colombia, en Chechenia; a mí, señores, lo que realmente me da pavor es esta vida que llevamos). Intento controlar la situación, encontrar el diálogo adecuado en el momento preciso para la coyuntura exacta dentro del perfil idóneo. A veces mi ser sociable se descalabra; menos mal que la naturaleza -tan cruel con mis dientes- me regaló una sonrisa de cabroncete bueno (me lo dijo un hijoputa de bar que, si no fuera por eso, insistía que hacia ya un rato que me hubiese partido la cara).

Y de repente, resurge otra cuestión. Jesús (siempre atento a los acontecimientos) recoge el guante: ¿Quién lee Bostezo? ¿Realmente su lectura significa algo revelante o pretendemos convertirlo en un producto comercial más, de esos que se adquieren sin concebir siquiera de refilón su valor subyacente? ¿Qué pretende Bostezo al publicar esos textos y no otros? ¿Alguien lee Bostezo realmente? ¿Se puede cuantificar el ‘leer’? ¿Me he leído el Quijote o solo he pasado, una tras otra, todas sus páginas? ¿Sirve de algo la lectura de Bostezo? ¿Se aprende o desaprende con alguno de los textos? ¿Cuestionamos nuestra perspectiva de las cosas con la lectura de ninguno de ellos? Gracias señor Ge por abrirme nuevas vías de pensamiento para seguir bostezando.

Frente a las ventas y los números, que prevalezca la lectura consciente como trasfondo. Queremos ofrecer una publicación enrevesada, donde no quede claro posicionamiento pre-establecido, una observación participativa de lo que nos rodea y ofrecérsela al potencial lector en forma de potencial lectura. ¿Lo estaremos consiguiendo? Nada de esto tiene sentido si, aunque la compren, no se sumerjan en, al menos, uno de sus textos o no sientan absolutamente nada al hacerlo. Esta noche, dudo.

Y con esto me acuesto. Estuvo muy bien lo de hoy (como siempre, la exposición prolongada de mi ser social me provoca cierto desgaste, pero entre amigos lo llevo mejor). Gabon y gracias.

Clasificado como bostezo

El secreto está en el pisto

2010 Julio 22nd
2 Comentarios

Con las morcillas volveremos a editar a Alba Rico; con los tramussos convocaremos a una asamblea general de suscriptores; con los cubatas pagaremos la imprenta; quizás, si sigue habiendo alta demanda de coca-colas, aumentaremos las páginas en color. Con la fanta naranja, con la fanta naranja no pagaremos nada. Con la de limón, igual nos da para pagar el diseño de portada. Con las longanizas solucionaremos el tema franqueo y con la panzeta, los sellos. Y con las cervezas pagaremos las pegatinas de la creciente flota de furgonetas bostezo.

Y con el pisto, ay con ese pisto -preparado por mamá bostezo- haremos maravillas. Editaremos 20.000 ejemplares, distribuiremos en Latinoamérica, traduciremos bostezo a treinta tres idiomas, contrataremos a cuatro personas que actualicen a diario el bostezo digital. La revista saldrá en papel couché, a todo color y con más páginas que ahora. Y con lo que sobre editaremos, por fin, a Estellés al eusquera y un periódico deportivo (mis dos sueños editoriales del momento). Sí, sí, amigos. El secreto está en el pisto. ¡Abajo la cultura subvencionada! ¡Bostezo, nacida entre la barra y la barbacoa! ¡Viva el mal, viva Pakistán!

Clasificado como bostezo

Zelig

2010 Julio 18th
0 Comentarios

Algunas tardes, todavía con las legañas de la siesta instaladas en los ojos, salgo a pasear con Daría por las calles valencianas en busca de dinero para financiar la revista. Sin ton ni son, con alguna vaga referencia obtenida de manera casual, sin GPS, a tumba abierta, sin más lustre que nuestras sonrisas bobaliconas y aspecto descuidado. Allá que vamos, visitamos galerías de la high culture, abordamos a miembros de los apellidos más ilustres de la clase ociosa valenciana o nos colamos en los cocktails de los salones donde se reparte el pastel (en el epicentro del meollo). 

El resultado es estupendo. Nos da fuerzas saber que Bostezo ha llegado a oídos de esas alturas. Saben del proyecto (lo cual facilita el encuentro). Departimos un momento, lo saboreamos (Daría y yo coindicimos en esa curiosidad extrema por los ambientes más distantes), llegamos a acuerdos, proponemos proyectos, se nos ve ilusionados (¡nos escuchan!), no se nos hace difícil aparentar ser como ellos, permanecer a su estirpe, ser aceptados… Para eso nos funciona el síndrome de Zelig, que ambos padecemos de manera acusada. Saber decir lo que nuestro interlocutor quiere escuchar, adaptarse a su ritmo, imitar sus gestos, dejar caer una sonrisa cómplice -incluso algún atisbo de carcajada- en instante preciso (y el tono adecuado). Daría -con su fino verbo y capacidad para hablar de cualquier cosa en cualquier momento- dirige con un deje socrático el diálogo.

Pero luego, incomprensiblemente (o no), nos flaquean las fuerzas. Salimos con la frente alta de esos solemnes y suntuosos salones alfombrados (símbolos de extraños conceptos expresados en lengua extranjera que en esta ciudad provinciana suenan descontextualizados) para regresar a lugares de estraperlo -zona franca desposeída-, donde nos ofrecen vino barato y cacahuetes rancios. Es extraño. Damos el paso, entramos por la puerta de invitados y luego abandonamos la partida, como si nos cansara el juego que, aquella misma tarde, habíamos iniciado. No volvemos a saber más de ellos (ni ellos de nosotros). Quizás porque sería muy cansado dejar de ser nosotros mismos tanto rato. Zelig también acababa harto.

Clasificado como bostezo

Primera parada, Picassent

2010 Julio 18th
0 Comentarios

Anoche arrancó el Bostezo Tour IV… gracias a los incondicionales que nos acompañásteis en el pistoletazo de salida en Odisseu y a las caras nuevas que se dejaron ver por allí. Espero que disfrutárais de la velada, de les botifarres y els caragols, de Jesús Ge (como creces, amigo!), del ‘buen ambiente festivalero’ de Catacumba y del exquisito catálogo de la librería del Eugeni. Y de la presentación.

Ha empezado el Plan B de Bostezo. No hay marcha atrás, cuesta demasiado arrancar un proyecto de estas características para ahora dejarlo tirado en la cuneta. En los próximos meses activaremos nuevos proyectos (seguramente de guatemala nos meteremos en guatepeor, cada vez que pienso en un proyecto para financiar otro, aquel acaba convertido en subsidiario de este). Se aceptan sugerencias.

Gracias también a Mar y a las Fotolateras por conmocionarse con nuestros aullidos y decidirse a formar parte de las suscriptoras bostezo. El principal compromiso es con vosotros y vosotras.

La cosa sigue, a nuestro aire, con el objetivo de poder ofreceros la mejor revista posible, de acuerdo a nuestras posibilidades (a veces pienso que sobrepasamos el límite de estas). Como dijo una vez el Gurruchaga sobre Catacumba: “No se puede hacer más con menos”. Seguimos decreciendo en línea ascendente. Y sí, es cierto: “gozamos de una mala salud de hierro”

Gracias, de verdad. Sin vuestra compañía, esto no tendría ningún sentido. Y también a los que no pudistéis acompañarnos, pero mostrastéis cariño en la distancia (a través del mail, de sms, de llamadas, o luego, cuando os encontré en el after).

Clasificado como bostezo

¡Qué no te la cuenten!

2010 Julio 16th
0 Comentarios

La semana que viene (del lunes 19 al sábado 24 de julio) CATACUMBA y BOSTEZO se a-lían para que paséis un rato a gustico en la terraza de verano del Casal Jove alMatadero de Godella (donde el año pasado). A partir de las 19 horas abriremos la terraza, todas las noches habrá cena (barbacoa), tragos y actuaciones en directo, dentro de la III Setmana Jove alMatadero. Dentro de las actividades, dos de cosecha propia: el jueves 22, presentación de la revista Bostezo (con jam literaria a partir de las 22 horas, los poetas/os estáis invitados a participar con vuestros versos), y el viernes 23, noche de varietés de CATACUMBA, con la actuación de Guancha y Po Poy Asociadas (dj´eisas) y  Los Tonis (audiovisuales).

Y además: el lunes 19, teatro de calle a cargo de XARXA TEATRE; el martes 20, actuación de ARROP I TALLAETES y LA RANA MARIANA; el miércoles 21, actuación XAVI CASTILLO; el sábado 24, concierto de OBJETIVO VIZKO y BAJOQUETA ROCK en el Molino (ese día la actividad la montaremos en el parque del Molino).

Pues eso, del 19 al 24 de julio todos los días a partir de las 19 horas, terraza de verano en el Casal Jove de Godella (un sitio, para más inri, muy chulo). Os esperamos. Se agradece difusión. Un abrazo

Clasificado como bostezo

Los palmapasta

2010 Julio 16th
0 Comentarios

A veces nos juntamos, son reuniones secretas, a veces hay más gente, pero entonces callamos. Esperamos que se vayan los otros para compartir secretos… somos los palmapasta, una especie en extinción formada por editores, libreros, organizadores de ferias ambulantes, festivales de cine sin espectadores o poetas auto-editados sin lectores y algún que otro productor de música onírica para masturbarse… Si algo nos caracteriza es que no tenemos un hueco en el status quo cultural; no conocemos a nadie que sea alguien: somos pobres, feos y no tenemos contactos; aún así, seguimos adelante. Expulsados de los nichos del mercado, aspiramos a un mausoleo.

El palmapasta primero piensa qué quiere hacer y luego busca la manera de hacerlo: esto le convierte en un rara avis en un sistema donde las cuentas prevalecen sobre los cuentos. Los otros piensan primero en la pasta y luego en la manera más rápida de conseguirla. Los palmapasta no, son un lobbie a la inversa. Presionan para dar a luz proyectos suicidas, sin futuro, sin salida. Pero salir, salen, ¡coño!, como sea, ché! y siempre habrá gente dispuesta a dar la cara por un digno palmapasta; los palmapasta muestran una histriónica seguridad en sí mismos y están dispuestos a dejarse el pellejo en el intento, un rídiculo fulgor jamás refrendado en éxito ni beneficios pecuniarios,… pero tanto ímpetu destartalado resulta contagioso y siempre encuentran gente dispuestas a cubrirles las espaldas o apostar por ellos.

Somos palmapasta, pero tenemos un plan. Seguir haciendo lo que nos salga de los huevos; menos mal que todavía  hay cosas que no se hacen por dinero, porque si no sería tremendamente insoportable (cualquier proyecto pensado para obtener beneficios munificientes en el aquí y en el ahora es otra aportación tediosa a la mediocridad reirante),… por suerte, siempre habrá alguien que secunde al palmapasta: “te vas a la mierda, pero me voy contigo”… gracias, gracias.

Al final, el palmapasta solo piensa en que pongan a su nombre una estatua ecuestre sin jinete en la plaza de su pueblo. A veces -cuando los demás se han ido- nos juntamos y nos contamos; compartimos estrategias y esfuerzos para seguir palmando. Decrecemos juntos y eso nos da fuerzas para el próximo intento. Entonces, ensoñamos nuestro entierro. Como nosotros pocos, y todos muertos. Somos los palmapasta, pero seguimos a lo nuestro. Y, lo peor de todo, es que, después de veinte años en esto, ya es difícil pensar que algún día nuestras madres -en ese duelo filicida con las madres de nuestros compañeros de colegio- se sentirán orgullosas de nosotros (eso les tocará a sus nietos). No podemos hacer otra cosa que seguir palmando y nos queda cuerda para rato. El éxito es efímero, el fracaso aguanta mejor el paso del tiempo. Nos vemos en tu entierro.

Clasificado como bostezo

El fútbol se va a acabar

2010 Julio 15th
2 Comentarios

Oigan, ¿ya puedo salir de casa? ¿han acabado las celebraciones de La Roja? ¿Puedo encender la tele sin miedo a que aparezca una y otra vez el abuelo de Iniesta o alguna presentadora clonada con pintura de guerra en la cara? Decidí meterme el domingo por la noche en casa, con la tele y las ventanas cerradas. Tengo miedo… avisadme cuando todo haya pasado, por favor. Mientras tanto, escribo post- y me alimento de colillas y flanes caducados. Estoy bien, gracias. Muy contento por el triunfo de nuestra selección. En serio.

Pero soy de los que prefiere dosificar la alegría (cada día un cachito, casi imperceptible de cara a los demás, pero así la mantengo más rato, sostenida en el tiempo). La alegría desbordada me suena a catacrash asegurado. Toda esa gente que se dejaría garganta, piel y entrañas en la celebración (como si la victoria de la selección fuese lo más importante acontecido en sus vidas, después -supongo- de su nacimiento) me da a mí que, cuatro días después, cuando descrubran el bluff y el escaso impacto del triunfo futbolero sobre su micro-vida real, estarán sufriendo una fase de frustración e histeria. Un poquito de equilibrio emocional no viene mal en estos casos.

Pero que tiemblen, porque el fútbol se va a acabar. Sí, sí, eso que ahora mueve tanto dinero, decepciones y alegrías, llegará el día que aparecerá en la Historia convertido en reliquia ancestral. Actores frustrados se ganarán la vida disfrazados de futbolistas -con un extraño objeto ovalado en sus manos- en los alrededores de derruidos estadios de fútbol, convertidos en momumentos de pago para el goce de turistas que los fotografiarán con curiosidad y se preguntarán cómo deporte tan primitivo pudo tener tanta importancia entre sus antepasados.

No se lo creerán, pero la asunción de que llegará un día en que fútbol será una cuestión museística me hizo un hombre libre (no, no fueron ni la lectura de filósofos alemanes ni aquel chamán que me encontré en la selva Lacandona, fue el hecho de entender que el fútbol también tenía fecha de caducidad). Me desató de penurias mundanas y asideros mentales. Si el fútbol desaparecerá como deporte, es que nosotros sólo somos un rato. Pero no vaya estos días contando eso por ahí, y menos por bares o colas de supermercados, que hay gente que parece que ha centrado su felicidad en el fútbol y sólo falta un agorero que les vaya contando que el espectáculo sobre el que giran sus vidas tambíen se extinguirá. Como usted, como ellos. ¡No les joda, hombre!

Pero no solo me he encerrado por la desmedida celebración post-Mundial; también estoy aquí por culpa del sentimiento anti-futbolero que ha rodeado el triunfo de la selección. La antipatía futbolera se ha exacervado de modo tan vehemente (o más) como la euforia desatada. Procuro odiar muy poco -casi nada- las cosas que más odio. No sea que, dándoles excesiva importancia, esté contribuyendo a su enaltecimiento. No sé si me explico, no sé si me entiendo.

Oigan, ¿puedo salir ya?

Clasificado como bostezo

Este sábado presentación Bostezo IV

2010 Julio 13th
1 Comentarios

La revista BOSTEZO y ODISSEU LLIBRES (dos milagros paganos) se confabulan este sábado 17 de julio (a partir de las 19 horas) para la puesta de largo del cuarto número de Bostezo, dedicado a la economía. Un buen momento, rico en matices, para aquellos y aquellas que quieran conocer los pormenores de esta publicación concebida entre el resopón y el desenfado y acercarse a la odisea de mantener una librería en los tiempos modernos. Para los que vengáis en metro, os informamos que ese sábado hay metro de vuelta a Valencia y el Empalme hasta las 23.13.
Como hablamos de milagros, nos acompañarán los amigos de CATACUMBA que nos presentarán su IX SEMANA DE CINE FANTÁSTICO Y DE TERROR DE GODELLA 2010. También nos acompañará el poeta JESÚS GE, con su recital de poesía fonética (otro milagro de la garganta humana).
Posteriormente, tendrá lugar la puesta de largo de BOSTEZO-4, con un fórum de debate: “Bostezamos contigo (o algo así o nada de eso)”.
Y después, SOPAR D´AGERMANOR en la coqueta terraza de la librería. La cena tendrá un costo de 5 euros. Avisadnos -vía facebook, mail o teléfono- si os vais a quedar a cenar para hacer previsión de botifarres… y después, pues lo que surja.
Bueno, que sería muy bueno veros por Odisseu. ¡Arrea jacta est!
un abrazo
Clasificado como bostezo

Cyber-voyeurismo y nueva marginalidad

2010 Julio 13th
4 Comentarios

Sospecho que gente a la que sigo con frecuencia en facebook se está dedicando más a ‘olisquear’ que a intervenir directamente. Sí, sí, no pongáis cara de Rajoy mirando al techo del parlamento mientras exclámais: “¿yo?”. Últimamente no decís ni mú, pero se nota que estáis al quite: a ver qué dice este, a ver qué foto ha puesto el chiquillo que me molaba en la EGB, a ver quién fue al cumple de fulanito (y qué cara se le quedó después de que le derramasen un vaso de cubata sobre su camiseta), quién es ese XY que escribe tanto (y le manda besos!) en el muro de XXY, a ver cómo le quedaron los pechos de broma que se ha puesto aquella que iba a BUP, etc.

No daré nombres, pero creo que se ha iniciado una corriente de ‘voyeurismo digital’, que puede acabar con facebook (nos miraremos los muros los unos a los otros sin que nadie diga nada)…

Si no sabes de lo que estoy hablando, es que te haces el longuis o eres, colega, un cyber-marginado social. Una universidad británica publicó recientemente un estudio sobre los veinte trabajos que tendrán mayor demanda en el año 2050 y uno de ellos era el de trabajador social para excluidos digitales,… gente que empezará a sentirse apartada de la sociedad por no permanecer al tanto de lo que se cuece en Internet. Ya está latente, aunque todavía no patente. En las últimas semanas he participado en dos conversaciones con otros becerros ilustrados donde uno de los contertulios manifestaba su ignorancia al respecto del tema facebook, blogs y tal-pascual. El resto lo observaba con una mezcla de compasión y envidia. ¿Cómo es posible que no supiera lo que es un muro, un post- o ‘dar un toque’? Lo triste fue cuando, después de treinta minutos sin enterarse de la conversación (el resto habíamos empezado a utilizar información compartida en facebook) se despidió un lacónico: “Me voy, que no me cosco de nada, pero, ¿quién es Miriam Castrillo? ¿Y qué decís, que en su perfil sale con un perro?”

Con el tiempo todos nos pondremos la misma foto en nuestros perfiles (os propongo la mía); desaparecerá el concepto de identidad. La nueva discriminación será cybernaútica: o estás o no estarás. El nuevo humano será virtual o no será, lo cual me sumerge en un bucle mental de imprevisibles consecuencias (me quedaré todo el día pensando en esto).

Clasificado como bostezo

Auge y caída de un post-

2010 Julio 12th
2 Comentarios

Después del beso de Iker a Sara (más bonito que cualquier partido del Mundial), el segundo enlace más visitado en las últimas 48 horas debe de haber sido el post- ‘Auge y caída en una noche bilbaína’, que escribí el sábado por la mañana y borré el domingo por la noche (estuvo unas 36 horas aquí colgado). Hoy lunes he recibido cientos de llamadas (bueno, decenas…) preguntándome por qué carajo ha desaparecido ese texto de este blog. Como sigáis con ese morbo insano, cuando pongáis ‘auge y caída’ en google saldrá antes ese post- borrado que auge y caída del comunismo o de Paulino Cubero :-)

¿Qué queréis que os cuente? ¿Ha habido autocensura? ¿Me presionó alguna de las marcas patrocinadoras de este blog? ¿Me he visto obligado por las circunstancias? ¿Lo leí y no me gustó el estilo? En fin, no sé,… supongo que lo publicaré en mis memorias o en las de otros. De momento, permanecerá guardado en los esfínteres de la historia.

Al menos, borrarlo me ha servido para identificar a algunos de los que me seguís en silencio, lo cual os agradezco enormemente (sin vosotros y vosotras, escribir aquí sería tontería).

Pero mira que os va el morbo, pillines! Meses guardando silencio ante mis post- y ahora que se me ocurre borrar uno, me pedís explicaciones, como si este blog no tuviese sentido sin ese post-… justo ese, no?

Graciaaaaaaaaaas, os quiero

PD: para el que no pudo leerlo, aquí va la versión light:

 ¿Qué cómo me lo pasé en Bilbao? Muy bien, tocaron buenas bandas, me lo pasé re-chupi con los colegas, conocimos a unas chicas que no nos hicieron caso, el escenario era muy grande, el sitio muy bonito, la cerveza estaba fría y procuré acostarme temprano porque al día siguiente había que conducir. Aún así llegué al hostal un poco malito. Debió ser la mayonesa del bocadillo que me hice subiendo al cerro. 

Vamos, lo de siempre…

Clasificado como bostezo
Entradas más recientes »
entre el estupor y el desenfado

© 2008-2010 (Revista Bostezo) - Actualizado: 07/07/2012